Skip to main content

Carrito

Close Cart

Hacer ejercicio te ayuda a mejorar tu salud y tu estado de ánimo ya que tu cuerpo libera una hormona llamada serotonina, pero ¿sabías que tu piel también puede beneficiarse de la práctica de ejercicio físico?  ¡La repuesta es si! siempre y cuando se encuentre unida a una correcta rutina cosmética e higiénica.

Los 4 beneficios de hacer ejercicio son:

  • Hacer ejercicio aumenta la temperatura corporal, lo que nos lleva a sudar, favoreciendo la eliminación de suciedad en la piel, puntos negros y acné. Ten presente que para lograrlo debes tener una correcta higiene de los elementos usados durante y luego del ejercicio.
  • Los vasos sanguíneos se dilatan al practicar actividad física. La sangre llega mejor a todos los órganos por lo tanto también a nuestra piel, logrando mejorar o mantener la luminosidad de ésta. 
  • Hacer ejercicio ayuda a reducir el estrés lo cual permite dormir mejor en la noche. El sueño no es solo reparador sino también tonificante. Por lo contrario, si no descansas la piel se verá áspera, apagada y sin vida.
  • Al hacer alguna actividad física, sobre todo si hay mayor sudoración, hará que bebas más agua lo que llevará a que te hidrates más y mejor, lo cual favorecerá a tu piel.

El hecho de tener la piel más sana y menos cansada es una consecuencia indirecta de la práctica deportiva. 

TIP: Ten presente que al hacer ejercicio tanto al aire libre como en un salón siempre debes proteger tu rostro con bloqueador solar ya que las luces artificiales también afectan la piel notablemente.

¿Y después del deporte, qué debes hacer? ya sea al finalizar el gimnasio, luego de nadar o al estar al aire libre, es absolutamente necesario eliminar los restos de sudor con una ducha y luego hidratar muy bien tu rostro, cuello y escote.

Leave a Reply